[ad_1]

Una familia GTA ha estado buscando un automóvil, un Honda CRX SI de 1990, durante casi 20 años.

El vehículo pertenecía a Anthony Pedatella, quien murió de cáncer de hígado poco después de venderlo. Desde entonces, su esposa, hijos y primos han estado haciendo todo lo posible para localizarlo.

Marisa Pedatella, la esposa de Anthony, dijo que tenía la esperanza de que sus publicaciones en las redes sociales pudieran revelar algunas pistas, pero no sabía si sus esfuerzos finalmente resultarían exitosos.

Luego, una serie de eventos llevaron a la familia a un estacionamiento detrás de una tienda de autos en Woodbridge, Ontario, donde el Honda perdido había estado sentado durante dos años.

La historia continúa debajo del anuncio.

«Surrealista. Me siento tan abrumada por la emoción ”, dijo Marisa mientras miraba el vehículo.

«Es difícil incluso explicar los sentimientos que tengo».

Después de que la historia inicial sobre la búsqueda de la familia se transmitiera en Global News, recibieron varios mensajes. Lo más importante es que el último propietario conocido se puso en contacto.

Como resultado, la familia pudo rastrear el vehículo a través de tres propietarios. Durante este proceso, aprendieron mucho sobre el viaje que había realizado Honda.

Lee mas:

La familia de GTA busca un auto antiguo como tributo al difunto esposo y padre

Una persona explicó cómo había pintado el coche de azul. El siguiente recordó cómo había invertido miles de dólares en arreglarlo y pintar el compartimiento del motor de un verde brillante.

Se dijo que los últimos propietarios conocidos se habían « separado », lo que significa que se vendieron piezas individuales de automóviles. En este punto, no estaba claro si alguien había restaurado el vehículo o si era simplemente un proyectil.

Marisa dijo que incluso con la incertidumbre, todavía tenía esperanzas, «Realmente sentí que nos estábamos acercando mucho», dijo.

La historia continúa debajo del anuncio.

Luego, de la nada, otro mensaje de un extraño en Facebook le dio a la familia una pieza clave de información. Dijo que la descripción de color actualizada sonaba como un vehículo que tenía su hermano y que vendía en Woodbridge.

A través de algunas conexiones en la zona, usando Google Earth y un poco de suerte, la familia pudo rastrear el vehículo. Un viaje a un estacionamiento abierto detrás de un sencillo centro comercial confirmó que el vehículo era, de hecho, el mismo que Anthony Pedatella había restaurado hace más de 20 años.

Lee mas:

Cámara captura el momento en que los buscadores de tesoros encuentran monedas de oro de 300 años

El número de identificación del vehículo coincidía, pero para Marisa, otros detalles sellaron el trato: calcomanías familiares en las ventanas que reconoció al instante.

“Tan pronto como vi esas pegatinas, pensé que Anthony estaba hablando con nosotros”, dijo Marisa. “Él está diciendo, ‘Mira, este soy yo, estoy aquí. Esta es nuestra última señal para mostrarte que todavía estoy aquí ‘”.

El propietario del garaje y del automóvil, Nathan Siba, le dijo a la familia que compró el automóvil con planes en mente.

“Íbamos a trabajar en eso, pero ha estado ocupado con el taller”, dijo Siba. El automóvil se movía a menudo por el estacionamiento, simplemente esperando su próximo capítulo.

La historia continúa debajo del anuncio.

Siba le dijo a Global News que había recibido muchas ofertas de personas que querían comprar el automóvil, pero que siempre las rechazó.

Pero el martes, eso cambió cuando conoció a la familia Pedatella. Con la nieve cayendo, Siba le entregó la propiedad a Marisa, con sus tres hijas mirando.

“Esto debería ser tuyo ahora,” dijo Siba.

Marisa dijo que el regalo no tiene precio y que el automóvil será un recordatorio cariñoso de que la memoria de Anthony perdurará junto a su familia durante los próximos años.

© 2021 Global News, una división de Corus Entertainment Inc.

.

[ad_2]

Source link