Tribunal de Quebec ordena al suburbio de Longueuil en Montreal pagar $ 12,000 en caso de discriminación racial

[ad_1]

El tribunal de derechos humanos de Quebec descubrió que un hombre negro que fue detenido por la policía mientras dejaba a su hijo en la guardería tenía un perfil racial.

El tribunal ordenó al suburbio de Longueuil en Montreal, un oficial de policía de Longueuil y un ex oficial de policía pagar a Joel DeBellefeuille $ 10,000 en daños.

Dominic Polidoro, quien sigue siendo un oficial de policía, también recibió la orden de pagar $ 2,000 adicionales en daños punitivos.

DeBellefeuille fue detenido por la policía frente a la guardería de su hijo en marzo de 2012 después de que la policía siguiera su automóvil durante más de un kilómetro.

LEE MAS: El caso de discriminación racial del hombre de Longueuil llega al Tribunal de Derechos Humanos

Según la decisión, Polidoro declaró que siguió el vehículo de DeBellefeuille porque pensó que DeBellefeuille lo estaba mirando, hizo un gesto hacia él y le dijo algo mientras los dos vehículos estaban detenidos en una señal de alto.

La historia continúa debajo del anuncio.

En su decisión, el juez Christian Brunelle concluyó que la explicación de Polidoro no justificaba su detención de DeBellefeuille.

“Es muy improbable que un hombre (o mujer) blanco que, mientras conducía su vehículo, observara a un oficial de policía mientras continuaba hablando con los otros pasajeros y gesticulando, como muchas personas hacen por cierto mientras se expresan, sea considerado sospechoso por eso única razón ”, escribió Brunelle.

Brunelle descubrió que las acciones de Polidoro solo podían «explicarse racionalmente por los prejuicios que mantenía, consciente o inconscientemente, hacia un hombre negro que conducía un automóvil de lujo».

DeBellefeuille, que conducía un BMW en ese momento, dijo al tribunal que la policía lo ha detenido «en numerosas ocasiones».

LEE MAS: Otra victoria para el hombre de Longueuil que acusó a la policía de discriminación racial

Al otro oficial que detuvo a DeBellefeuille, Jean-Claude Bleu Voua, no se le ordenó pagar daños punitivos porque ya no es un oficial de policía y el tribunal no pudo encontrarlo. Se cree que abandonó el país.

También se ha ordenado al servicio de policía de Longueuil que mejore su formación sobre la discriminación por perfil racial y evalúe su eficacia.

También se le pedirá que recopile datos raciales sobre las personas detenidas por sus agentes.

La historia continúa debajo del anuncio.

Ese es un paso importante, dijo Fo Niemi, director general del Centro de Investigación-Acción sobre Relaciones Raciales, que apoyó la queja de DeBellefeuille.

Niemi dijo que los datos harán que sea más difícil para el departamento de policía negar la existencia de perfiles raciales.

Niemi dijo que su organización está mirando a los tribunales porque los políticos municipales y provinciales no están tomando medidas contra la discriminación por perfil racial.

“Lo que estamos viendo ahora es que estas batallas tendrán que librarse en los tribunales y cuando el tribunal se ponga de nuestro lado e imponga estas decisiones”, dijo. “Así es como avanzamos”.

Ni el gobierno municipal de Longueuil, que buscó que se desestimara el caso, ni su servicio de policía respondieron a una solicitud de comentarios el sábado.

LEE MAS: Pareja de Montreal afirma que fue víctima de discriminación racial y uso excesivo de fuerza por parte de la policía

La Comisión de Derechos Humanos y Derechos de la Juventud de Quebec elogió la decisión en un comunicado.

La comisión también está pidiendo que otro suburbio de Montreal y tres de sus agentes de policía paguen $ 35,000 en daños a un hombre negro que dice que fue perfilado racialmente.

Francois Ducas también conducía un BMW cuando fue detenido por la policía de Repentigny.

La historia continúa debajo del anuncio.

Ducas, que se opuso a la detención y se negó a identificarse, fue esposado y registrado.

La policía emitió a Ducas, un maestro de escuela secundaria, dos multas, una por obstrucción y la otra por herir a un oficial de policía.

La comisión cree que lo detuvieron debido a su raza.

Repentigny está impugnando la decisión de la comisión. Esa impugnación será escuchada ante el Tribunal de Derechos Humanos.

Marlene Girard, directora de comunicaciones de Repentigny, dijo que no podía comentar sobre el caso pero que el municipio ha “aumentado el número de iniciativas que buscan acercar el servicio policial a la diversidad de su población” en los últimos años.

“Hoy reconocemos que todavía tenemos trabajo por hacer”, escribió Girard en un correo electrónico. «Estamos siendo proactivos, no estamos esperando el resultado de los casos actuales de presuntos perfiles raciales o acusaciones futuras para tomar medidas».

El lunes, el servicio de policía de Repentigny anunció que contrató a una firma consultora para desarrollar un plan para ser más inclusivo.

Sin embargo, Niemi dijo que cree que la policía de Repentigny todavía niega la gravedad del problema.

© 2020 Prensa Canadiense

.

[ad_2]

Source link